Entradas

Comunicación en Salud. Community Manager Ourense

¿Qué contenido publicar en tu web y en rrss durante la pandemia por Covid-19?

Has cerrado tu clínica, salvo para la atención de urgencias, pero no has cesado en tu actividad; se trata de una circunstancias temporal, no definitiva. Por ello, es importante no olvidarte de tu audiencia ni de tus potenciales pacientes. No dejes de actualizar tu páginas web y redes sociales. Adapta tu estrategia a la nueva situación y continua generando información de calidad.  Recuerda que el contenido de calidad en páginas web y redes sociales es una inversión de presente, en cuanto a la atención y fidelización de tus pacientes, pero también de futuro para la captación de clientes.  Además, ahora más que nunca, surgen muchas dudas sobre cualquier problema de salud y a las personas agradecen la cercanía, la disponibilidad, el conocimiento y la ayuda de los profesionales sanitarios.

Tras comunicar oficialmente el cierre temporal de tu centro médico y poner en conocimiento cómo se realizará la atención de urgencias durante el tiempo que dure el Estado de Alarma, que no se haga el silencio en tus canales de comunicación.

Tu clínica, tu proyecto sanitario, tiene un carácter, una personalidad propia, al igual que valores que la diferencian. El reto es seguir poniéndolas en valor en un contexto de crisis sanitaria e incertidumbre. Para lograrlo no vale publicar cualquier contenido, lo primero que se nos ocurra, o lo que hemos visto y nos ha gustado en otras web y redes sociales. ¿Cómo hacerlo? Con reflexión y estrategia.

Definición de objetivo: ¿qué quieres comunicar?

  1. Recordar que sigues atendiendo urgencias y que sigues ofreciendo tus servicios de manera virtual. Tampoco es necesario abusar de este mensaje pero no está demás recordarlos de vez en cuando.  Por ejemplo, si publicas a diaria en tus redes sociales, puedes hacerlos una vez a la semana, usando diferentes formatos: imagen, vídeo. También puedes dar información sobre un problema frecuente entre los pacientes, ofreciendo alguna recomendación, y aprovecha para recordar que sigues disponible a través de diferentes canales. Busca dar el mismo mensaje de manera diferentes para no aburrir a la audiencia.
  2. Seguir ofreciendo contenidos de calidad. En el ámbito sanitario no es aconsejable ver a la pacientes como un cliente, como el consumidor de un servicio final, sino como lo que realmente es, como un paciente; una persona que en muchas ocasiones su salud le plantea dudas que busca solventar cuanto antes. Haz que tus contenidos aporten valor en el día a día de esta crisis sanitaria por coronavirus. No satures a la audiencia. No te pases los días hablando de cómo el coronavirus puede afectar a una patología concreta, o sobre cómo prevenirlo, cómo sobrellevar el confinamiento; no recuerdes a todas horas que estamos viviendo una situación excepcional en la que predomina el miedo, la incertidumbre, la angustia… Aunque no lo parezca la gente sigue teniendo otros problemas de salud para los que también necesitan consejo y tratamientos.
  3. Captación de potenciales pacientes de forma más directa a través de la captación leads (correos electrónicos, teléfonos…).

Define la estrategia

La estrategia para captar potenciales pacientes durante esta crisis por el Coronavirus se centra en aportar contenido de valor para los pacientes o potenciales pacientes de tu clínica; así como también ofrecerles servicios gratuitos que le importen o que necesiten.

Gracias a ello, podremos ir recabando “leads” o direcciones de correo electrónico, teléfonos, etc, para ir creando una base de datos segmentada con la que podremos hacer acciones en el futuro. O simplemente te irás ganando su confianza y pedirán tus servicios en cuanto los necesite.

Algunos ejemplos: A continuación, te hablaremos de algunas de las estrategias que hemos llevado a cabo en Visible Comunicación durante estos últimos días:

  • Servicios de Telemedicina. Ofreciendo una primera consulta virtual gratuita que permite captar contactos con los que a partir de esa primera consulta seguirás manteniendo relación. Si esa primera consulta virtual es de calidad, se establece sintonía entre el profesional y el paciente, sin duda se convertirá en tu paciente una vez que se termine el confinamiento.
  • «Pregúntanos». Se puede crear un apartado en la página web para que cualquier persona envíe consultas a los especialistas, los cuales pueden responderlas por correo electrónico, por teléfono o por vídeo. El objetivo es el mismo, la obtención de leads para seguir manteniendo contacto con esa persona y que se convierta en paciente de la consulta.

Apoya estas estrategias con la elaboración, tanto para la página web como para las redes sociales, de vídeos dando consejos y recomendaciones, de inforgrafías, de artículos en el blog de la clínica; o incluso con la realización de concursos. Por ejemplo en una clínica de odontopediatría podría plantearse un concurso en el que se envíen fotografías de cómo los niños están cuidando su salud bucal durante el confinamiento. Los participantes entrarán en el sorteo de revisiones odontológicas para toda la familia una vez que finalice la crisis sanitaria.

Espero que todas estas acciones te ayuden a la hora de elaborar tu propia estrategia de comunicación en plena crisis del coronavirus. Si necesitas ayuda solo tienes que contactarme.

Agencia de comunicación sanitaria

Primera acción de comunicación de tu clínica durante el Covid-19

Comunicación y Covid-19 

Ante la declaración del Estado de Alerta por la pandemia por Covid-19, la comunicación de cualquier clínica o proyecto sanitario cobra especial relevancia. No presenta ante un escenario nuevo, lleno de dificultades pero también de oportunidades para mejorar la comunicación con la audiencia y fidelizar pacientes.

Lo primero que hay que hacer es comenzar a trabajar en la preparación de una serie de mensajes claros pensados para los pacientes y para la audiencia con el fin de comenzar y mantener una relación virtual con ellos.  Los mensajes deben ser siempre claros, concretos y sencillos, pero más aún en una situación de crisis como la actual en la que predomina la sobreinformación.

¿Cómo debe ser el comunicado de cierre por Covid-19?

  • Informar de que, en cumplimiento del Estado de Alarma declarado por el Gobierno, la clínica permanecerá cerrada hasta nuevo aviso, indicando que se seguirán atendiendo urgencias y tratamientos que no puedan esperar.
  • Es recomendable precisar en qué condiciones se realizarán esas consultas de urgencia. Por ejemplo indicando que el paciente deberá acudir preferiblemente solo y en caso de que no sea posible el acompañante deberá permanecer fuera de la clínica, que se dejará un tiempo entre paciente y paciente para evitar coincidencias y tener tiempo para trabajos de limpieza y desinfección.
  • Es importante dejar claro que la atención se realizará siempre atendiendo a las recomendaciones sanitarias emitidas por las autoridades sanitarias.
  • Formas de contacto. En ese comunicado no pueden faltar la indicación de los medios por los cuales los pacientes o potenciales pacientes podrán mantener contacto con la clínica y su equipo: teléfono, correo electrónico, redes sociales y web.

Esa información deberá publicarse en la página web, en las redes sociales que habitualmente trabaje la clínica, y hacerla llegar a los pacientes vía WhatsApp, SMS, email marketing… siempre y cuando el paciente haya mostrado su conformidad para recibir información de la clínica por estas vías.

En el caso de que la forma elegida sea a través de un vídeo, el cual debería ser  realizado por la persona responsable de la clínica o por un portavoz cualificado, es importante mostrar clama y empatía.

En el caso de ese comunicado por escrito, recuerda hacerlo de acuerdo con la imagen corporativa.

Comunicación en Salud y Redes Sociales

Redes sociales en la Comunicación en Salud: de una fuente de conocimiento para todos a la hipocondría digital

Entre el miedo y las ventajas de las redes sociales en el ámbito sanitario

Internet y, de forma más acusada las redes sociales, han modificado por completo la forma de comunicarnos e incluso de relacionarnos, tanto a nivel individual como a nivel empresarial. El sector salud, la Comunicación en Salud no ha podido escapar a esta tendencia, de la cual ya se ha mostrado que no es un moda pasajera; cierto es que desaparecerán algunas redes, nacerán otras, se reinventarán otras… pero no desaparecerán por completo. Esta revolución en el ámbito de la comunicación ha modificado la conducta de los pacientes; conductas  y también necesidades que hay que tener en cuenta ya que en el sector salud la comunicación se vuelve todavía más delicada por su importancia e implicaciones.

Las redes sociales son un potente medio de comunicación que ofrece numerosas ventajas tanto para los pacientes como para los profesionales sanitarios. Desde la industria sanitaria, desde las instituciones de salud y desde los profesionales sanitarios se mira, aunque cada vez menos, con cierto temor hacia las redes sociales tanto por el recelo hacia la excesiva exposición y  cómo ello puede afectar a la reputación profesional, como por la dificultad de una buena comunicación en salud en las redes sociales y en Internet en general, y de los graves problemas que pueden aparecer si se dan mensajes de salud equivocados.

Redes sociales en la comunicación en salud: de una fuente de conocimiento para todos a la hipocondría digital

Las redes sociales también están permitiendo a través de su monitorización la prevención de enfermedades, por ejemplo gracias a los mensajes que ponen los pacientes a través de redes sociales. Están teniendo un papel fundamental en la concienciación de enfermedades, incluso en la potenciación de la recogida de fondos para investigación y, por supuesto, contrarestando informaciones falsas sobre salud.  En este sentido, una de las iniciativas que más repercusión está teniendo es el programa Salud Sin Bulos. #SaludsinBulos es una iniciativa de la agencia de comunicación COM SALUD en colaboración con la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES) que tiene como objetivo combatir los bulos de salud en internet y las redes sociales y contribuir a que exista información veraz y fiable en la red. Para ello cuentan con una amplia red de ‘cazabulos‘ -profesionales sanitarios de diferentes ámbitos de la salud- que nos ayudan a identificar y desmontar noticias falsas en Internet.

El principal mensaje que se lance en la Red sobre salud es que nada de lo que se pueda leer en Google o en redes sociales sustituye al consejo de un profesional sanitario.

Una de las ventajas aparentes de la redes sociales es que permiten ofrecer información de calidad, científica y veraz, sobre diferentes problemas de salud con el objetivo tanto de concienciar a la población como de ayudarla en el manejo diario de sus patologías. Sin embargo, es en esto último donde reside uno de sus mayores problemas. En el ámbito sanitario las generalizaciones son todavía peores que en cualquier otro ámbito. En salud no vale «café para todos». El «conocimiento sanitario colectivo» que se puede difundir a través de las redes sociales, blogs y páginas webs pueden confundir al paciente con consejos que a lo mejor en su caso no son los más oportunos. Por ello, es importante que el principal mensaje que se lance en la Red sobre salud es que nada de lo que se pueda leer en Google o en redes sociales sustituye al consejo de un profesional sanitario. A pesar de que la información sobre un problema médico esté a nuestro alcance nunca debe de dejarse de visitar a un profesional sanitario.

Buscar información en la Red sobre síntomas, dolencias y enfermedades es ya un hábito que puede acarrear verdaderos problemas de salud al llevar al autodiagnóstico y a la automedicación, convirtiéndose  un trastorno de Salud Mental llamado cibercondría o hipocondría digital.

Sin embargo, en la cara opuesta se encuentra la facilidad que generan las nuevas tecnologías en el intercambio de información rápida que se produce entre profesionales sanitarios y entre sanitarios y pacientes.

En cuanto la información entre sanitarios a través de las redes puede ir desde la formación online a través de Twitter, a través de cursos como el organizado por la Asociación Española de Vacunología #MicroMOOCVacunas dirigido tanto a profesionales como a la población en general, y cuya información queda disponible para todo el mundo en plataformas como Wakelet,  hasta el fomento y la ayuda en investigaciones y nuevos avances científicos.

Comunicación en Salud y Redes Sociales

El material ofrecido por la AEV en el primer curso online de vacunas vía Twitter puede consultarse en Wakelet

En lo que se refiere a la comunicación sanitario – paciente, las redes sociales el paciente puede ponerse en contacto en cualquier momento con su médico, ayudando a establecer hasta una relación más humana y cercana entre ambos.  En este sentido, la comunicación médico – paciente a través de las redes sociales es solo un eslabón más en la carrera iniciada hacia la telemedicina. Gracias al avance de las telecomunicaciones ya hay experiencias en determinadas especialidades médicas en las que el paciente no tiene que desplazarse al centro sanitario para tener una consulta.

La realidad evidencia que frente a los recelos y el miedo a comunicar información de salud en la Red esto es justo lo que se necesita para contrarrestar toda la información falsa y los mitos que sobre salud circulan en «Dr.Google» y en las redes sociales.